14.2.14

CULTURA VINCA - LA MAS ANTIGUA DE EUROPA

CULTURA VINCA: LA PRIMER CIVILIZACIÓN PREHISTÓRICA EUROPEA 

 ¿Comenzó en Sumer la historia del hombre u otras sociedades más avanzadas precedieron a esta civilización mesopotámica? La enigmática cultura Vinca, nacida junto al Danubio, pudo estar tanto o más «civilizada» que la sumeria. Evidencias arqueológicas apuntarían en este sentido y, de hecho, no hay más que echar un vistazo a las representaciones de sus divinidades para reconocer que, ciertamente, guardan un llamativo parecido con esos "extraterrestres" «grises» popularizados a través del fenómeno OVNI.


Un siglo de excavaciones en el yacimiento neolítico de lo que se entiende como cultura Vinca, la primera cultura prehistórica de Europa, todavía no ha ofrecido respuestas a algunos enigmas de hace más de 7.000 años. Un argumento a favor de esta antigüedad es que las minas de cobre de Rudna Glava, 140 kilómetros al este de Belgrado, tienen 7.000 años. En Serbia se han encontrado hornos para la fundición de metales de esta antigüedad (los vinca hacían cuencos y joyas de bronce), lo que testimoniaría que esta cultura es tan ancestral como parece.

El yacimiento de Vinca está a 14 kilómetros al sureste de Belgrado, la ciudad blanca, a orillas del Danubio, desde el sexto al tercer milenio antes de Cristo, cuando los valles de los ríos eran las principales vías de contacto. Este lugar se encuentra en un promontorio de diez metros de altura, formado por estratos culturales de los que ocho metros corresponden a la cultura Vinca del neolítico. El descubrimiento se atribuye a Miloje Vasic, el primer arqueólogo de Serbia…

Junto al azul Danubio también hay cicatrices ancestrales del pasado: allí se desarrolló la primer cultura prehistórica europea hace por lo menos 7.000 años, a juzgar por las minas de cobre que, a 140 kilómetros de Belgrado, en Rudna Glava, confirman esa antigüedad. 
Catorce kilómetros al sureste de Belgrado, en un promontorio de diez metros de altura ubicado en la ciudad de Vinca, el arqueólogo serbio Mioje Vasic descubrió en 1908 el asentamiento de una cultura cuyo nombre se deconoce ( heredó el nombre de la ciudad donde tuvo lugar el hallazgo ) cuya metrópolis era el centro de una civilización que se extendía a través de Bosnia, Macedonia, Rumania, Bulgaria y Serbia, aunque también pueden encontrarse sus huellas en otros lugares de Europa Central e incluso en Asia Menor. 
Manejaban y comerciaban valiosos minerales como la obsidiana y el cinabrio y muchos de sus utensillos se asemejan a los que utiliza nuestra civilización actual alcanzando un elevado grado de producción artística con pinturas de colores vivos tanto en las pinturas como en los tejidos, los adornos corporales y las estatuas. 
Sus casas tenían vigas y pisos de madera, paredes de paja y barro y techos de chapa, constando de varias habitaciones con ausencia de patios, estando amobladas con sillas, mesas y camas. 
En vasijas halladas en el énclave pueden verse dibujadas embarcaciones a vela, lo cual evidencia que conocían la ciencia de la navegación. 
Uno de los hechos más notorios de esta cultura es que jamás pelearon una guerra ni contra ellos mismos ni contra terceros, récord que no puede igualar ninguna cultura conocida hasta el momento ( incluso los indios hopi, cuyo nombre significa “los pacíficos”, protagonizaron una sangrienta batalla contra los españoles en la época de la colonización ). 

Y ése es sólo el comienzo de los enigmas de la cultura Vinca: la desaparición de su metrópolis principal es notoriamente misteriosa, dado que los arqueólogos han encontrado restos de un gran incendio, pero lo extraño es que luego de éste los ciudadanos desaparecieron por completo, en lugar de permanecer en la zona para reconstruír la ciudad como indicaría la lógica.

Tampoco se han encontrado señales de una emigración, lo cual nos lleva a las inevitables preguntas: ¿ qué fue lo que causó el gigantesco incendio ? ¿Fue éste parte de una megacatástrofe mucho mayor que llegó a acabar con la vida de todos los habitantes de Vica?¿una liberación de fuerzas energéticas con poderes similares o superiores a los de las bombas atómicas tal vez?. 

Sus cerámicas oscuras atesoran otro oscuro misterio, con ídolos de narices aguileñas, y enormes ojos , la viva estampa de los “grises” extraterrestres, y con cierto perfil reptiliano que los vuelven aún más inquietantes. 
Pero el más controversial y enigmático puzzle de esta civilización lo constituye su escritura. 
Se trata de una protoescritura de 210 signos de líneas rectas y rectilíneas que no ha podido ser descifrada, pero que ha planteado una calurosa discusión entre arqueólogos respecto a su antigüedad. 
Para algunos expertos, se trata de la más antigua forma de escritura identificándose en ella todos los símbolos etruscos, previa incluso a la escritura cuneiforme mesopotámica, lo cual la colocaría como la primer civilización y a los sumerios imitándola muy a posteriori. 
Otros no aceptan esta visión y sostienen que fueron los sumerios quienes influyeron en la cultura Vinca, y las no muy confiables dataciones de carbono-14 parecen darle una razón cronológica a los primeros ( a nosotros, como se imaginarán, nos parece una discusión inútil ). 

La cultura de Vinča obtuvo su nombre del pueblo de Vinča, ubicado en las orillas de Danubio, a 14 km de Belgrado, donde yace uno de los más importantes asentamientos neolíticos de Europa Oriental, descubierto en 1908 por el equipo arqueológico de Miloje M. Vasić, el primer arqueólogo de Serbia, que desenterró una gran colección de objetos de arte prehistórico. La datación por radiocarbono determinó la fecha de aparición de esta cultura antes de 4000 a. C.


En el VI milenio a. C., esta cultura cubría el área de los Balcanes centrales, limitando con los Montes Cárpatos en el norte, con Bosnia en el oeste, la llanura de Sofía en este y el valle de Skopje en el sur.


Características
Hay agrupaciones de casas de barro y madera rectangulares con varias habitaciones, una de las cuales, la central, suele contar con un horno para el pan.

El punto de partida de Vinča, o fase A, puede considerarse Neolítico, una variante de la cultura de Starcevo-Körös. 

Las etapas B y C son calcolíticas (Edad del Cobre), la D corresponde al horizonte de Vinča-Plocnik, que toma ese nombre de un escondrijo de objetos metálicos y coincide con la Edad del Bronce.

Los elementos más característicos de esta cultura son las cerámicas oscuras, con decoración acanalada en relieve, así como sus idolillos de barro y piedra con rostros de cabeza de ave.

Durante la fase Vinča-Plocnik se explotó la mina de Rudna Glâva; cuenta con varios pozos verticales y otros secundarios que se ramifican lateralmente siguiendo las vetas de malaquita. Los testimonios arqueológicos, como las herramientas de asta y más de un centenar de martillos sobre guijarros con estrangulamiento central para el enmangue, se mantienen tal como fueron abandonados por los mineros calcolíticos, lo que permite conocer como se realizó la explotación del mineral.

La roca que contenía los minerales se calentaba mediante hogueras para ser después regada sobre la marcha con agua almacenada en tinajas, lo que provocaba la aparición de grietas. A continuación, se clavaban en estas grietas ciertos picos de asta de ciervo con los que se desgajaban los bloques, que eran trasladados a la superficie. Una vez allí, mediante martillos de minero se desgajaba la parte sin valor del mineral, desmenuzándose este último mediante morteros.
Escritura Vinča



Una vasija de barro desenterrada en Vinča, encontrada a una profundidad de 8,5 m.

La escritura Vinča, también llamada alfabeto Vinča o Escritura europea antigua, es el nombre dado a un tipo de marcas encontradas en una serie de prehistóricos artefactos hallados en el sureste de Europa. Algunos consideran las marcas como un sistema de escritura, atribuible a la Cultura Vinča, que habitó la región hacia 6000-4000 a. C

Descubrimiento de las inscripciones


Amuleto de arcilla, una de las tablas Tartaria 
encontradas cerca de Tartaria, Rumanía, y datadas hacia el 4500 a. C.
En 1875, las excavaciones arqueológicas de Zsófia Torma (1840–1899) en Turdaş (Tordos), en Transilvania (actual Rumanía), descubrieron un grupo de objetos con inscripciones de símbolos desconocidos. Objetos similares se encontraron durante las excavaciones de 1908 en Vinča, un suburbio de la ciudad serbia de Belgrado, a 120 km de Tordos. Más tarde, aparecieron objetos en Banjica, también en Belgrado. La cultura ha sido llamada cultura Vincha-Tordos, y las inscripciones, escritura Vincha-Tordos.

El descubrimiento de las tablas Tartaria en Rumanía por Nicolae Vlassa en 1961 impulsó el debate. Vlassa consideró las inscripciones como pictogramas, y la datación por carbono de los objetos hacia el 4000 a. C. lo convertía en el primer sistema de escritura. 
Tablas de Tartaria

Son tres tablillas descubiertas en Tărtăria, Rumanía. Muestran una serie de símbolos grabados que han sido objeto de considerable controversia entre los arqueólogos, en tanto que según algunas opiniones podrían ser una de las primeras formas de escritura del mundo.

Las tablillas fueron encontradas en 1961 a 30 km aproximadamente de la localidad de Alba Iulia, Transilvania. Rumanía. Nicolae Vlassa, un arqueólogo del Museo de Cluj, desenterró tres tablillas con 26 símbolos, junto con un brazalete y varios restos de huesos humanos. Dos de las tablas son rectangulares y la tercera es circular.

En las tres, sólo presenta símbolos una de las caras. Símbolos similares se han hallado en utensilios localizados en las excavaciones de Vinča en Serbia y otros lugares del sur de los Balcanes, por lo que podrían estar relacionados.

Como dato, han aparecido muchos más fragmentos con inscripciones similares en varias excavaciones arqueológicas, principalmente en Grecia, Bulgaria, República de Macedonia, Rumanía, este de Hungría, Moldova, sur de Ucrania y otros lugares de la antigua Yugoslavia.
 http://www.eliznik.org.uk/EastEurope/History/balkans-map/5kBC.GIF
La cultura de Hamangia originada en el noreste del Mediterráneo, aparentemente es una herencia cultural que incluye las de Vinca, Dudesti y Karanovo III. La cultura de Hamangia se caracterizó por una fuerte estabilidad, la cual entorpece nuestra percepción de su evolución geográfica y cronológica.
La cultura de Hamangia desapareció en el V milenio adC, cuando se produjeron las migraciones de nuevas culturas en la región entre los Balcanes y los Cárpatos. Por lo tanto, las muy dinámicas comunidades Boian asimilaron a las comunidades Hamangia durante su transición hacia la cultura de Gulmenita. Esta asimilación contribuyó a la génesis de una variante transitoria de la cultura de Gumelnita entre el mar Negro y el Danubio.

-------------------------------------------

 

Cultura de Cucuteni-Trypillian,(5300-2600 a.C.), Ucrania. Las primeras urbes europeas


La cultura de Cucuteni (de la población rumana de Cucuteni situada en el distrito de Iaşi, también llamada cultura Tripiliana, o cultura Tripolia del ucraniano Trypillia población de (Трипiлля), o cultura Tripolia, cultura Tripiliana, de la versión rusa del nombre: Триполье (Tripolia), o, como un compromiso, Cucuteni-Tripilia) representa la fase culminante del Neolítico final en Rumania.

Floreció entre el 4500 a. C. y el 3000 a. C. Es una cultura neolítica de Europa central, en el área de la actual Rumania, Moldavia, y alcanza los valles del Bug y el Dniéster en Ucrania, en la región del Dniéster-Dniéper.

Fue señalada por primera vez por el paleoetnólogo H. Schmidt. Los estudios rusos la denominan cultura de "Trypolie", por el nombre de una localidad cercana a donde se ha localizado uno de los asentamientos más importantes.

Sin embargo, los rumanos tienden a considerar como zona de formación la Transilvania meridional. Ciertamente, la cultura transilvánica de Petreşti entró en el proceso formativo.


Excavados con método estratigráfico, los asentamientos de Cucuteni, Traian e Izvoare (en Moldavia), Trypolie y otros (en Ucrania) han permitido una periodización en cuatro fases principales, en el curso de las cuales evolucionó la estructura de los poblados, generalmente, situados sobre elevaciones o protegidos por fosos y terraplenes.

1ª fase: 5300-4600 a.C.
2ª fase: 4600-3200 a.C.
3ª fase: 3200-2750/2600 a.C.


Aunque es paralela a las primeras civilizaciones póntico-caucásicas de los metales, la cultura de Cucuteni se mantiene en el estadio eneolítico. Cobre y bronce de importación son aún poco usados.

Dejó una cerámica polícroma de gran calidad, de la que ha sido posible seguir la evolución en las formas, en el uso de colores y en el progreso técnico.


A la fase inicial de producción llamada pre-Cucuteni y vinculada aún a la "Bandkeramik" danubiana sigue el pleno desarrollo de la fase Cucuteni A, con elegantes vasos, decorados con espirales, meandros y motivos en S.

La ornamentación, marcada con un sentido dinámico de la línea y un gusto vivo del color, juega sobre el contraste cromático entre el fondo blanco amarillento y el rojo oscuro de los elementos decorativos, delimitados por un contorno negro.

Sucesivamente, el negro adquiere un papel más importante, mientras aparecen las primeras representaciones zoomórficas esquemáticas.

En la última fase los motivos están repartidos en frisos, que subrayan la estructura del vaso, distinguiendo el cuerpo del cuello y del pie.

Ídolos femeninos de terracota y figurillas de animales atestiguan relaciones con el Asia Menor y el Egeo. Pero ya a finales de la primera fase puede observarse también una penetración de elementos del este europeo, documentada por otra clase de cerámica con decoración en forma de peine.

El mismo fenómeno se manifiesta más al sur, en el área cultural de Gulmenita, y se acentúa en la fase final, primera etapa de la evolución hacia la Edad del Bronce.

En este proceso se difunden las tumbas de ocre, análogas a las del Ponto septentrional

Mallory refiere sobre esta cultura:

La cultura está atestiguada en más de mil sitios, desde pequeños pueblos a vastos asentamientos, que constaron de cientos de vivienda rodeadas por múltiples zanjas. "cultura Tripolia"

Estaba centralizada en la mitad del curso alto del río Dniéster llegando por el noreste hasta el Dniéper

Una cultura urbana está presente, quizás la primera de Europa. La agricultura está atestiguada, tanto como el ganado, vacuno principalmente, pero de cabras/ovejas y cerdos hay también evidencias. Una parte de los restos es de animales salvajes.

Se conoce desde 1884 en Rumania, y las primeras excavaciones empezaron en 1909

El primer asentamiento descubierto fue en el norte de Rumania, por tanto el nombre de la cultura proviene de un pueblo rumano. Pero más tarde, se han descubierto más lejos artefactos que indican que el centro geográfico de la cultura probablemente esté más al norte, quizás en la República de Moldavia.


Foto: A la izquierda una figurita de la cercana cultura Vinča

Algunos han sugerido que el centro estaría cerca del pueblo ucraniano de Trypillia, descubierto en 1897. Puede ser una cultura indoeuropea. Al menos, la cerámica está conectada con la cultura de Cerámica lineal.

La gran colección de objetos de la cultura de Cucuteni puede ser encontrada en el Museo de Historia y Arqueología en Piatra Neamţ, Rumania.

Sobre 2.000 emplazamientos de la cultura de Trypillia han sido identificados hasta 2003

Se ha propuesto introducir la reserva de Trypillia en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Fuente: Wikipedia; J. P. Mallory, "Tripolye Culture", Encyclopedia of Indo-European Culture, Fitzroy Dearborn, 1997.

Imágenes  Trypillia.com


Foto: Hoces con piezas afiladas de silex

Vídeo:


Más información:

Dacian Virtual Museum

Trypillian Civilization



Ejemplos de cerámicas:

Fig.-1
Fig.-2
Fig.-3
Fig.-4
Fig.-5
Fig.-6
Fig.-7

2 comments:

  1. Otra cosa muy interesante es que la Universidad de Cambridge y también los indios han dicho que desde Europa vinieron en India. Desde los Carpatos ha salido la primera civilización. También hace miles de anos los vetas llegaron desde Carpatos en India y hoy en día encontramos mas de 2000 palabras rumanas en sánscrito. De donde resulta que el latín no es el origen de las lenguas modernas.

    ReplyDelete